domingo, 17 de enero de 2010

Sobre la estupidez concentrada o de como uno de mis compañeros de piso debe morir

Señoras, señoritas y caballeros, si, tengo un compañero que es idiota. Esto es un hecho trascendental para la historia. Este compañero idiota por razones propias del azar come en la posición más cercana a la televisión, por tanto tiene un control fáctico del aparato. Como hemos dicho anteriormente, ese individuo pertenece a la consagrada grey de los idiotas, así que en posesión de esta atribución obró en consecuencia y hace un rato colocó, mientras yo cenaba (dato no precisamente baladí) el sintonizador en Tele5, sitio donde como todos sabemos, habita la sabiduría.

Tele5, fiel a su propósito de culturizar a la plebe indocta, nos ofrecía una delicatesen: EL PACTO. Verán ustedes, EL PACTO no es otra cosa que una ¿serie? o algo por el estilo en el que 7 "chicas" (sí, esto es un eufemismo del tamaño del iceberg que mando al Titanic a criar algas) deciden quedarse embarazadas por "liarla parda, que eso mola mucho", porque claro, como hoy dia un embarazo es algo totalmente superfluo (sí, ya saben ustedes, ya mismo nos hacen un descuento : cada 6 abortos, el 7º gratis, financiado por el Ministerio de Salud), pues nada, a lanzar mierdas por las televisiones, que eso es cosa buena.

Y es que todo da mucho asco, porque la verdad es que nadie merece tener que tragarse mientras cena a una serie de putones repugnantes que deciden traficar con sus cuerpos, a unos guionistas y a unos productores que deciden lanzarnos mierdas a la cara sobre lo hermoso que es matar a no nacidos, lo excelente que es follar sin condón porque uno quiere liarla parda, porque bueno, al fin y al cabo, son solo vidas humanas y eso, en la sociedad que nos ha tocado vivir, solo es basura. Todo ello con la connivencia de los directivos de una televisión repugnante. Pues ale, putones al por mayor, si es que al fina van a tener razón los proabortistas, si a estos nos lo hubieramos quitado de enmedio mucho nos hubieramos ahorrado.

Y perdón por ponerme soez.

viernes, 8 de enero de 2010

Sobre López Uralde o del todo vale

Imagino que no es necesario decirles quién es este señor, pero por si acaso, es el mozo de Greenpeace. En realidad no tenía intención de hablar del tema, pero hoy he encontrado algo que me ha hecho muy feliz [IRONÍA], es que este señor dice que los han hecho presos políticos, y la verdad, no sé si la culpa es del bueno de Juantxo o de toda la panda de aduladores que tiene detrás, pero esto es indiferente.

Vamos a ver, hermoso, la cosa es simple, da igual por lo que te movilices, manifiestes, protestes o te quedes sentado, pero por muy benemérita que digas que son tus acciones en los paices civilizados existe una cosilla (no sé si la conocerá) llamada ley, y la ley, que es muy oscura, muy malvada y muy sádica, no ve con buenos ojos eso de vulnerar la seguridad de una cumbre internacional, aunque sea algo tan ruinoso y tan cutre como la cosa de Copenhague, así que si sabías lo que pasaba o lo que iba a pasar, no te hagas la víctima.

El problema que subyace a la cuestión es que aquí en nuestra sufrida España se puede hacer lo que te de la gana siempre y cuando uno sea progre. Por ejemplo, tu una mañana te cojes y dices hoy tengo un buen día, te vas a la tele y te metes con algún director de informativos de Telemadrid y cosa así y eres el hijo que todo padre quiere tener (aunque después linchen al pobre hombre). Ahora bien, te quejas de que se pueda abortar con 16 años tan ricamente y eres un nazi. Imagino yo cándidamente que el bueno de Juantxo no sabía que por el norte son más malvados y que les da igual la cuerda política del personal, que si te columpias te la dan.

Presos políticos dice...¿en Dinamarca? Date un paseo por Cuba, hermoso...

jueves, 7 de enero de 2010

Sobre una grata sorpresa

Quién me iba a decir a mi que el año iba a empezar con un post no sanguinario...sorpresas te da la vida que canta ciero profesor de lógica.

Para mi sorpresa esto de que la televisión pública no tenga anuncios es algo que al fin y a la postre hasta va a ser bueno, y es que la programación de La 2 es alucinante: conciertos, ópera, teatro, música clásica y tal.

Hombre de poca fe, yo, que ya había creido que todo lo que lanzaba la caja estúpida era periodismo visceral y prensa rosa, Belén Estéba (¡salve, reina del pueblo!) y J. Javier provocando atragantamientos con las uvas, ZP diciendo nosequé cosa del viento y Rajoy con un racimo de tomates (sí, éste quiere ser campechano, como el Borbón), la rubia idiota de la Sexta que no sé como se llama, pero cada vez que me hablan de ella me entran ganas homicidas (como esas ganas de invadir Polonia que se te despiertan escuchando a Wagner) y el tapón de Pablo Motos con sus hormigas lilas...ahora los dadivosos directivos de TVE me dan un motivo para dejar de chupar tanto internet y encender la tele de cuando en cuando.

Si es que no me lo merezco (lagrimilla deslizándose por mi mejilla)...