lunes, 28 de diciembre de 2009

Sobre el triunfo de la necedad

Este lunes la cosa viene cargadita de juguetes como decía el célebre villancico y es que no hay derecho. Miren ustedes, le salta a servidor el cartelón de megavideo que me dice que tengo que esperar un rato para seguir viendo Lost y me digo: bueno, vamos a ver sobre qué diablos escribo en el blog esta semana, entro a los periódicos y zas, en toda la boca:

- EL MUNDO

No queda ahí la cosa, me digo, voy a documentarme a ver si así me hierve la bilis y escribo una de esas entradas que hacen sangre, me planto en telecino.es y zasca, zasca... (por su salud, no vean los vídeos).

No quiero hacer yo de cronista del corazón, Dios me libre, pero es que la cosa da mucho asco no porque esta tiparraca barriobajera que se jacta de no tener decencia ni educación exista, que si fuera por eso, con la ceguera selectiva va que chuta, sino porque esta señorita (sí, venga, que es navidad y hay que ser buenos, como diría el bueno de mi amigo Herrera, no el periodista sino el estudiante de ambientales, Joaquín, que ha nacido el niño Jesús) lleva nosecuantos años en televisión, chupando del bote y que la gente se identifica con ella. Me reitero en aquello que escribí una vez: "¡Salve Belén, reina del pueblo!" (con genuflexión incluida).

No puedo contener mi estupor al imaginarme a cientos de marujas con rulos en el pelo excitadas hasta extremos innobles coreando proclamas alegóricas y vítores mientras ven a su muy operada, muy sabia [IRONÍA], muy bella [IRONÍA] y modelo para jóvenes generaciones de esta España que nos ha tocado vivir [¿hace falta que coloque aquí también el cartelón?] y no puedo evitar mi estupor porque lo peor es que no estoy demasiado lejos de la realidad (soy andaluz, exagero, lo sé, pero creo que esta vez no voy demasiado desencaminado) porque este es nuestro hombre vitruviano, nuestro arquetipo de individuo al que seguir como en aquel celebérrimo cuadro de Delacroix (sí, ese llamado La Libertad Guiando al Pueblo, pónganle la cara recauchutada de Belén y en lugar del pabellón francés un pedazo de tela que rece: "yo por mi hija maaaatoooo"); esta se presenta a las elecciones y gana por goleada aunque no sepa en que parte del mapa queda la Moncloa.

Ains...¿cómo diablos puede existir una televisión como la nuestra? Fíjense ustedes en los trozos de vídeo que aparecen en los enlaces. Tenemos al Jorge Javier el magnánimo dándole coba a Belén (¡salve, reina del pueblo), que obviamente, a la manera de los antiguos dioses griegos habla con los ojos cerrados (porque ningún mortal es capaz de soportar la mirada de un dios) y lo hace en forma de enigmas (que ni ella misma sabe lo que dice). Hace falta un Espartero actualizado que entre a la grupa de un brioso corcel y con un sable en la mano y que ponga orden en esa cadena o al menos que un temporal destroce los estudios porque me temo que si no no van a parar.

Pues nada amigos, si la cosa sigue así coloquemos un rostro de nuestra amada Belén (¡salve reina del pueblo!) en la Plaza Mayor, a lo Tiananmen, y que todo hombre, mujer, niño o viejo con osteoporosis incline la cerviz al pasar por delante, que la Iglesia la canonice y que su cumpleaños se instaure como fiesta nacional quitando una de esas fechas idiotas como el día de la Constitución o el del Pilar (así seremos mucho más modernos).

En fin, vamos a dejarlo, que se me va a indigestar la cena.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Sobre el viento

Bueno, como prometí a cierto señor un tanto pesado, voy a intentar dejar al menos una entrada todos los lunes, y esta semana, como no, ZP me ha regalado un suculento filetón al que clavarle el diente.

Imagino que todos ustedes habrán padecido al igual que yo (he de confesar que la noticia me asaltó mientas preparaba la cena y por poco pierdo el apetito, y eso a aquellos que conocen mi perímetro les servirá para imaginar el susto que me llevé) las declaraciones de ZP en la infecta cumbre de Copenhague, esa que no ha sido más que un paripé estúpido promovido por los gurús de la tan cacareado y cada vez más insostenible teoría apocalíptica del cambio climático. Por cierto, si tienen a su disposición la edición impresa de EL MUNDO del pasado domingo, busquen la foto que ilustra la noticia, es genial, una imagen de los comisarios o como diablos se llamen dormidos en la sesión, cambiando el mundo, vamos.

Pero bueno, a lo que iba, que nos han derogado la propiedad privada, que la tierra es del viento. Manda huevos que diría cierto presidente del Congreso. A ver, estulto ZP ¿quién te escribe los discursos? Porque a decir verdad el tipo merece la más empalagosa de las muertes (que lo axfisien en algodón de azúcar o algo por el estilo). Que hay demasiados ricos y demasiados pobres y que la tierra es del viento, que la tierra es del viento...que colleja le daba.

Pero es que esto no es serio, que si ponemos el culo con el déspota de Rabat, que si los hijos de la Gran Bretaña nos tirotean la bandera, que si tenemos consultas independentistas y ya, cuando creemos que lo hemos visto todo, llega nuestro idiota cejudo y remata la faena. Ale señores, a emigrar.

martes, 15 de diciembre de 2009

Sobre concursos estúpidos y culos

Si es que ni con frío ni con calor se puede estar tranquilo. Miren ustedes: volvía yo de la calle congeladito y buscando el calor de la estufa he tenido una revelación a lo Descartes (sólo que él descubrió el cógito y comenzó con esa cosilla llamada modernidad y yo he descubierto que hay demasiados gilipollas y una escasez de balas realmente preocupante).

Los hechos son los siguientes:

Echaba yo un vistazo al periódico para saber qué ha ocurrido desde que salí para la facultad en el ancho mundo cuando me encuentro en la esquina superior derecha de EL MUNDO esta basura infecta. Pásole el artículo a un compañero de clase que me persuade que me adentre en la sabiduría de la cosa misma y que no solo me quede en el titular, sino que también es mi labor como aprendiz de filósofo de ver el vídeo. Ahí, haciendo acopio de valor y en un acto puramente quijotesco pulso el play y tras unos segundos de trailer de nosequé película comienzan a salir culos.

Hasta aquí lo esperado, un país de idiotas con unos concursos idiotas, ahora bien, cuando los propietarios de tan portentosas posaderas abren la boquita todo mejora enormemente (aquí hace falta un cartelón que diga [IRONÍA]) y de ella emanan efluvios propios de esa parte de la fisonomía por la que han sido galardonados. Trasncribo un par de perlitas:

GANADORA "MEJOR CULO DE ESPAÑA": "Pueeees...puede que se nos abran otras puertas y bueno, la sensación de saber que te han dado a tu culo el título de como mejor".

Mira, preciosa, en primer lugar deberías aprender un poco de sintaxis, gramática y esas cosillas, por si alguna vez tienes celulitis y no puede vivir de poner el culo, pero bueno, qué más te da a ti eso, ¿verdad?

GANADOR "MEJOR CULO DE ESPAÑA": (Atentos, que éste es genial) "Es un buen avance digamos el poder tener un concurso así que podamos potenciar los culos de los jóvenes y participar y ganar y creo que esa es una buena puerta para que los otros jóvenes puedan participar también y presentarse en un concurso así".

A este mozo no lo voy a comentar, porque todo se lo hace él solito, ¡jóvenes de España, abrios puertas usando el culo!

Y lo peor de todo es que se sienten orgullosos por ganarse fama exhibiendo el lugar donde la espalda pierde su casto nombre...como diría el castizo, ¡que viva España y olé!

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Sobre el paro y otras cuestiones

A Agustín, para que me deje tranquilo.

Recordaba yo dicharacheramente la célebre canción de los enanos de Blancanieves mientras pedaleaba resignado en una maltrecha bicicleta del Sevici camino al piso y es que en esta España que nos ha tocado vivir ni el jovial "vamos a trabajar" puede entonarse. Casi cuatro millones de parados (o eso dice el Gobierno) y subiendo. Y es que la cosa empieza a tomar un tinte demasiado negro para el gusto del personal.

A todo esto tenemos que sumar que los sindicatos guardan la más pulcra de las discreciones (todo ello gracias a que el que gobierna es de izquierdas, llega a ser de derechas y a esta altura están llamando a las armas...). Es indignante.

Primero no había crisis, después no era culpa suya, era una cosa a nivel global, y ahora que las grandes economías salen de la recesión la "excusa oficial" es que nosotros entramos más tarde y tenemos que salir más tarde...todo esto inspira una confianza inaudita, máxime cuando te lo dice un tío que tiene un sueldo vitalicio a pagar de las arcas públicas.

Y sí, aquí sacamos titulares que suenan la mar de bien, como el Plan E, la inyección de dinero a la banca o la nueva ley esa que dice que va a solucionarlo todo, y lo gracioso es que todo va a peor. El gobierno es increiblemente incompetente y la oposición no sabe atarse los cordones. Pero eso sí, tenemos tiempo, esfuerzo y dinero para dedicarnos a redimir nuestras culpas con los moríscos, mozárabes o que sé yo.

¿Sáben que es lo más gracioso de todo? Que probablemente la mayoría de los señores y señoras que han ido a la calle, en la próximas generales sigan votando al PSOE, porque en España eso de la democracia es como ir al fútbol, yo soy del Betis "man que pierda".