martes, 28 de septiembre de 2010

Del golpismo o sobre la gentuza

Acabo de leer en el periódico ESTO y no puedo contener mi indignación. ¿Pero qué diablos se creen estos señores?

Pensémoslo por un momento, ¿con qué autoridad se cree esta gentuza para poder vulnerar los derechos constitucionales del prójimo? A mi me trae al pairo que quieran hacer huelga, pero a mi que me dejen trabajar.

El derecho a huelga ha sido prostituido hasta unos extremos verdaderamente vomitivos y eso en última instancia sólo provoca que aquello que se reclama con el paro se vea manchado con las salvajadas de los huelguistas.

¿En qué país vivimos? Es que es para tirarse de los pelos hasta quedarse calvo. Medítenlo sólo un momento. Estos señores descamisados se creen con poder suficiente como para moverse en esos grupejos infectos, que disolvería con balas de goma, que se hacen llamar piquetes informativos y que con total impunidad viajan a golpe de delito contra todos aquellos que en pleno ejercicio de su derecho desean ir a trabajar. Es que mañana hay gente que se la juega cuando se dirige al trabajo.

Al más puro estilo de banda callejera protestan usando el miedo, pues muy bien hermosos, el que a hierro mata, a hierro muere.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Sobre el 29-S

Huelga, huelguita, huelgota. Huelguecilla. Huelgón. Protesta de pitiminí. Si es que no hay quien se tome esto en serio.

Después de lo que ha llovido, ¿por qué ahora? Como digo, no hay quien se tome esto en serio. Los amigotes de la UGT y CCOO, Cándido y Toxo, Toxo y Cándido le plantan una huelga general al compadre ZP. Pero no una huelga cualquiera, no, que va, una huelga pactada.

Pero yo no consigo salir de mi asombro viendo lo visto y no me creo nada. No me creo nada porque vivimos en un país donde los sindicatos son unos panyaguados del Estado que visten camisetas donde dice "derecha caca".

Ya me gustaría a mi que a los sindicatos los mantuvieran los afiliados, a la inglesa o a la alemana, pero no, aquí los mantiene el erario publico y los empresarios (que tienen a esos señores que mano sobre mano dicen "yo es que soy un liberado").

Lo de los liberados es gracioso, mientras piden que personal pierda un día de trabajo estando como están las cosas ellos se colocan detrás de la pancarta cobrando. Extraordinario.

Pero pensémoslo un momento, ¿a quién representa la UGT o CCOO? ¿Cuántos afiliados tienen?

No seré yo el que esté en contra de hacerle la puñeta a nuestro circunflejo ZP, a quien detesto con todas mis fuerzas, pero esto me huele muy mal.

Me huele muy mal porque provablemente van a montar lios gordísimos en Madrid, en Valencia y en otras ciudades así mientras que en Sevilla o en Barcelona van a estar la mar de relajaditos. Pero bueno, por sus hechos los conocereis.

A mi lo que más me apasiona de las huelgas son los denominados piquetes informativos, que suelen ser unos señores muy educados que te reparte un panfleto nada sectario y te pronuncian una filípica que ya pueden freír las Catilinarias en un paraguas. Pues a estos los mataba (pero en sentido abstracto, matar como concepto general, quiero decir, que sea todo lo ofensivo posible pero sin llegar al punto en el que te pueden demandar).

Además son la mar de coherentes. En la última huelga de funcionarios entraron a mi examen de Teoría del Conocimiento unos vainas con un tambor. No creo que pasaran de los 25 ninguno, pero como la estupidez no conoce límites, pues allí estaban, reclamando derechos para el funcionariado.

Vamos, que como me encuentre a algún amable nazi-progre en la puerta de Filosofía el 29 voy a gozar cosa bárbara explicándole los fundamentos ontológicos de la realidad.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Sobre la "Generación ni-ni" o Del fracaso

Con el verano casi agotándose y las pilas recargadas vamos a iniciar el enésimo intento por sacar esto a flote. Ale, a repartir estopa se ha dicho.

El pan y circo se cargó a los romanos (a los del Imperio, no a los de Berlusconi), pero eso da igual porque ya nadie sabe historia.

El gran problema del sistema del bienestar es que es demasiado cómodo (no como el emperador, sino como Berlusconi) y la gente está demasiado tranquila en su casa y se despreocupa por todo, los hijos incluidos.

Si a esto unimos ese axioma indiscutible de que los políticos son unos ineptos (pues eso, Berlusconi) y que no son capaces de crear un sistema educativo decente nos encontramos con lo que nos encontramos. Resulta que según la UE somos el país con mayor tasa de jóvenes que ni estudian ni trabajan.

¿Y qué se esperaban? Con eso de que "estudiar no vale pa' " y aquello de "déjalo, ya se dará cuenta" hemos conseguido tener una generación (que se dice pronto) de vagos y estúpidos, es decir, iletrados que no trabajan porque en el sofá de casa se está mejor. Claro...y el Estado tiene que hacerse cargo de estas "victimas" que él mismo ha generado.

Porque estos pobres muchachos son dignos de nuestra compasión, porque no saben valerse por si mismos porque no tenían información suficiente, porque eran inmaduros, porque el capitalismo es muy malo, porque en el instituto los profesores les tenían manía y...por todo lo que ellos quieran. Yo creo que los espartanos tenían un remedio para estas cosas y la última vez que estuve en Roma pude comprobar que la Roca Tarpeya sigue estando operativa.

¿Pero en qué nos hemos convertido? ¿Cómo diablos puede permitirse un país que ha degradado su sistema educativo hasta los límites más irrisorios y vergonzosos mantener a estos individuos?

Los gabachos están echando gitanos (¿saben quién hizo eso también, verdad?), ¿creen que me dejarán proponer un sistema de expatriación de vagos?

Ahora que lo pienso no, porque entonces el Congreso se iba a quedar vacío.

viernes, 11 de junio de 2010

Sobre la tourné italiana de ZP


Pues sí, maese ZP anduvo ayer por la patria de Dante, Maquiavelo, San Francisco y Berlusconi (sí, todo tiende a mejorar) y el buen hombre se dedicó a lo que mejor sabe hacer: meter la pata y recibir coces.

En primer lugar se nos planta en la Santa Sede y cuando Su Santidad se acerca a recibirle nuestro ilustre ZP (que como es hombre importantísimo en la política internacional puede permitirse estas cosas) le espeta al Papa: "Buenos días, ¿cómo estamos, Santidad?" Así, como el que le habla al tipo que le pone el café por las mañanas, porque claro, él es ZP y todo el mundo lo respeta (aquí tengo que volver a sacar el cartel [IRONÍA]) y puede ir pisoteando a quien le parezca y pude saltarse el protocolo como ha tenido a bien hacer, porque claro, él es ZP (estoy pensando hacer una cancioncilla..."él es ZP" mezclada con los cazafantasmas, seguro que me saco unos cuartos).

Obviamente Su Santidad no le ha dicho lo idiota que es porque me parece que él si sabe de protocolo y tal. La cuestión es que han hablado de lás más sabias cosas durante 20 minutejos, porque ZP es muy sabio y sintético y el Papa tenía ganas de ir por café. Me imagino el diálogo interno durante la conversación:

-ZP.- ¡Qué sabio que soy! Tengo asombrado a este señor del blanco, fíjate como se ha quedado hipnotizado con mi sabiduría.

-Su Santidad.- Tengo que mandar la sotana a lavar, ¿qué tendré hoy para almorzar?...

Pues eso. Después, porque ZP desconoce el protocolo, se ha ido a hablar con Berlusconi que en un acto de los suyos, de lo que podríamos llamar berlusconesco, se ha largado en mitad de la rueda de prensa dejando a ZP con dos palmos de narices (por favor, vean el video, es muy ilustrativo).

Pues eso, muy provechoso el día de ayer para el país y para el mundo (no hablo de los periódicos, sino de lo otro). Dios nos guarde a ZP muchos años, pero nos lo guarde lejos.

jueves, 3 de junio de 2010

Sobre la laicidad impuesta

Una vez alguien me dijo que la democracia es el único sistema que permite que el pueblo tenga los gobernantes que se merece y cada vez este planteamiento me parece más acertado.

La última de este gobierno que me ha llamado especialmente la atención es la cosa esta que han hecho con el reglamento de honores militares. La verdad es que ZP y su comidilla nos están demostrando un trato bastante singular para con los militares:

Primero el Sr. Bono (patriota de boquilla y católico abortista) mandó quitar el Viva España de la escuela militar de Zaragoza (creo que fue aquí, pero el lugar es lo de menos), después nos colocaron a la ministra Chacón (a mi me gustan las pacifistas catalanistas para mandar en los ejércitos de España) que parece que le da urticaria en el paladar cada vez que tiene que hacer los vítores a la Patria. No hay que olvidar que han transformado nuestro ejército en un montón de albañiles y enfermeras, que es para lo único que los usan, y que cuando alguno cae en una misión dicen que estaban allí en acciones de paz (aunque lo hayan mandado a la presencia del Padre de un bazocazo, pero eso sí, un bazocazo pacífico). Tampoco hay que olvidar que la preocupación mayor de la señora Chacón ha sido mandar hacer unos uniformes que se adapten a la silueta femenina. Claro, ¿para qué gastar el erario público en reforzar los blindajes de los vehículos de nuestros soldados? Sin lugar a dudas los uniformes adaptados a la silueta femenina te salvan de una mina.

Pues la última es que los militares no deben rendir homenaje en los actos religiosos. Esto viene después de que se quite el crucifijo de todos sitios y no es más que la enésima patada en el costado a los católicos.

Ciertamente no entiendo ese afán, que no puede ser más que ignorancia o maldad, de este gobierno por atacar a los cristianos. España, les guste a nuestros desinformados progresistas o no, es cristiana. No lo es porque lo digan las leyes sino que lo es de facto: nuestros valores son cristianos, nuestra manera de ver el mundo es cristiana y es necesario que eso siga siendo así si queremos conservarnos. Si por el contrario fustigamos esta herencia de nuestros antepasados y prestamos nuestra espalda al islam España dejará de ser lo que es, porque no hay un sólo país islámico en el cual la democracia arraigue. Y si esa cristianofobia sigue imperando en nuestros días inviertan en tiendas de burkas y así se harán de oro.

sábado, 29 de mayo de 2010

De la contumacia o sobre como la estupidez tiende a persistir

Que todo puede (y normalmente va) ir a peor es uno de esos axiomas que sólo un lerdo muy osado se atrevería a poner en duda. Si puedo darles un consejo es éste: no se molesten en abrir el periódico antes de irse a la cama, métanse entre las sábanas, tápense la cabeza y cuenten corderos, ovejas o cabras endemoniadas, eso da igual, porque si no lo hacen pueden recibir un sonoro ¡zas!.

Como decía, la estupidez ha hecho acto de presencia y lo peor es que viste los colores patrios, y por si fuera poco el contumaz (palabra de hermoso sonido y de horrible significado) sujeto del que voy a hablarles no sólo merece que le metan esa cabeza que tiene en una maquina de amasar a ver si así le quitamos las ganas de portar ese horrible peinado, sino que además trasciende el plano puramente físico/gráfico para aparecer en el plano intelectual con una aportación sin igual desde que Tales hocicó porque miraba las estrellas pasando por las tres Críticas kantianas: "Eurovisión es very very fuerte". Y olé.

Pues nada, hermoso, que te quitaba el algo pequeñito a machetazos. Manda h***** quediría cierto insigne presidende del Congreso. Pero piensen que allí, donde va el mozo este, a la Eurocosa, ya fue Chikilicuatre, otro maestro del bel canto. Pero este es peor, porque el patán Chikilicuatrero iba a sabiendas de que iba a hacer el ganso, mientras que el tipo este cree que va a hacer algo serio y lo que es peor, cree que la gente se lo toma enserio.


Ay, Señor, llévame pronto (y no me digan que no le quitaban la tontería a palazos...)

lunes, 24 de mayo de 2010

Sobre el final de Perdidos o como hay gente que no entiende nada




Yo había cerrado esto porque realmente no tenía tiempo para dedicarme a despotricar en público pero hoy he saltado de la cama a las 5.30 para tragarme dos horitas de Perdidos. Sí, es la frikada más grande de mi vida pero es que la cosa manda narices.

De una parte los guionistas le han dado al botón rojo y han pasado a cuchillo a "to Dios", desde mi querido obeso-Hugo hasta a nuestra esquizofrénica Claire. Bueno, vale, muy bien, hermosos, os habéis lucido: 6 temporaditas de nada a veintipico capítulos cada una para decir "todos muertos". Pues nada, la serie es vuestra y os la **** cuando querais.

No voy a entrar a comentar la serie, el final, el peinado estúpido de Jack de la última temporada o la gracia que me hizo ver como Desmont atropellaba al paralítico Locke, no, no voy a hacerlo, pero no puedo dejar de comentar como la señora Ana García-Siñerizn (la moza que antes trabajaba con ese ¿señor? llamado Boris...) y su sarta de incompetentes encabezados por el intelectual Flippy NO HAN ENTENDIDO NADA.

Lo interesante de todo esto según estos genios es que ahora puedes entrar a internet a buscar consuelo en los blogs y en los foros, para encontrar cosas cómo: ¿Y qué me dicen de aquello de "algunos antes que tú, otros mucho después" que le dice papá-borrachuzo a Jack? Pues nada...vosotros a lo vuestro.

Lo que me hace gracia es que nos hayan metido 6 años de teología remezclada con un refrito basuril de la Divina Comedia y se hayan quedado tan tranquilos...pero en fin, no tengo tiempo para seguir lanzando mierda porque tengo que meterme 200 paginillas de Spinoza y el tiempo apremia.

Por cierto, mención especial hay que hacerle a los segundos posteriores del final del capítulo: "hemos visto canallas donde había marionetas, nos hemos preguntado por el bien y el mal (seguro que doña Carmen en su cada ha dicho: ¡mira, Aristóteles escondiíno!) ¿hacia donde debemos mirar ahora?" Y zasca, logotipo de Cuatro. Traga, bonito, traga.